Menu

El Aborto

José Segura, militant del PSC José Segura, militant del PSC

José Segura, militant del PSC

Si tenemos en cuenta que cuando una mujer decide abortar no es para ella, ni mucho menos, un hecho festivo y que muchas quedarán psicológicamente afectadas durante mucho tiempo.

Si tenemos en cuenta que el propio Código Civil no hace ninguna reserva de derechos civiles (de la personalidad) al nasciturus. Art. 29. El nacimiento determina la personalidad; pero el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables, siempre que nazca con las condiciones que expresa el artículo siguiente. Art. 30. La personalidad se adquiere en el momento del nacimiento con vida, una vez producido el entero desprendimiento del seno materno.

Si tenemos en cuenta que abortos han habido, hay y habrán. Las clases pudientes (de poder $, y de pudó) lo han hecho y lo harán en lugares fuera de España (Inglaterra, Holanda, etc.) y las menos pudientes recurrirán a sitios clandestinos con todo el riesgo para la salud de la mujer que ello entraña.

Si tenemos en cuenta que la misma Constitución Española de 1978 fija un límite al derecho a la vida (…excepto lo que dispongan las leyes procesales militares…). En el mismo artículo se dice “Todos tenemos derecho a la vida”, ¿qué se debe entender por todos?, si entendemos “todos” estrictu sensu estamos ante la prohibición constitucional de la caza y la pesca.

Si tenemos en cuenta que la sociedad debe avanzar en sus planteamientos democráticos y de libertades individuales.

Y si, por último, tenemos en cuenta la STC 53/1985 (Fundamentos jurídicos 11, 12, 13 y 14) que contiene aspectos positivos en lo a que constitucionalidad del aborto se refiere.

¡¡A qué viene incluir el aborto dentro de la legislación penal!!

El gobierno debería limitarse a dejar el aborto al libre y único albedrio de la mujer, y proporcionarle un marco clínico adecuado para que lo pueda realizar con las garantías sanitarias adecuadas.

Si nadie pone freno a estos desmanes legislativos acabaremos resucitando el Derecho de Pernada, La Ley de Vagos y Maleantes, la Ley de Fugas y volveremos a ver en los transportes públicos aquello de “Se prohíbe la blasfemia y la palabra soez”

Tornar al principi
SEGUEIX-NOS CONNECTA'T  
Facebook Inici  
Twitter la ràdio EN DIRECTE  
YouTube Programació  
Instagram Streaming  
Aquesta adreça electrònica s'està protegint contra robots de correu brossa. Necessites JavaScript habilitat per veure-la. APP Store  
  APP Google play  
  Revista "La ciutat"  

Aquest web utilitza cookies per millorar l'experiència de navegació. Si continues navegant, considerem que acceptes que n'utilitzem.

ACCEPTO